Las Intérpretes de la obra AHÁTA AJU teatro documental hablan de su experiencia por primera vez en escena.

26.08.2020
Flori Rodriguez y Carolina Ronquillo
Flori Rodriguez y Carolina Ronquillo

Aháta aju -obra creada y dirigida por Fátima Fernández Centurión- abarca la historia de dos mujeres migrantes y sus vivencias en la escondida y calurosa Asunción del Paraguay.

Una chef peruana y una educadora social española comparten sus experiencias de migración en escena.

Carolina y Flori en exclusiva sacaron cosas del ropero, para saber más sobre su experiencia por primera y única vez en un streaming en vivo y en directo del Teatro al passline el domingo 30 de agosto a las 20 hs.

¿Cómo llegaste a Paraguay?
Caro: Llegué a Paraguay el 24 de setiembre del 2010, después de haber trabajado para un crucero por el mediterráneo, en un viaje solitario como mochilera en el cual fui de Lima a Puno, crucé la frontera de Bolivia hacia La Paz, luego Santa Cruz y finalmente llegué a Asunción donde me esperaba una de mis amigas de toda la vida Stephanie Bragayrac y su familia de peruanos, quienes migraron a Paraguay durante la época del terrorismo.
Una vez aquí muchas cosas me llamaron la atención y decidí buscar trabajo. Aunque no surgieron grandes cosas de inmediato, aquella primera vez que vine a esta tierra guaraní terminé quedándome seis meses.
Flori: Curiosamente llegué de muchas formas a Paraguay. Siempre cuento que, la primera vez que vine fue por error. Llegué a Paraguay por primera vez en agosto de 2010. Conseguí una beca de intercambio universitario en una universidad de Chile, pero eso nunca sucedió, y en vez de mandarme a Chile, me mandaron acá, a Paraguay.
Pero sin lugar a dudas, la llegada a Paraguay que más me marcó fue cuando decidí volver en bicicleta. Era 2013 y yo vivía en Barranquilla, Colombia. Ahí decidí que quería regresar a Paraguay, y llegué después de viajar a pedal, durante más de un año por diferentes países de América del Sur.


¿Qué se siente ser extranjera en otro país?
Caro: Ser extranjero tiene sus pros y sus contras que también tienen mucho que ver con el país a donde estás migrando. Paraguay es un país muy particular, de todos los países que he llegado a conocer, es quizás de los más curiosos. A mí me encantó desde el principio porque yo había estado viviendo una vida aceleradísima y cuando llegué me sentí como si estuviera en provincia (de donde viene mi familia), pero en una capital hermosa y llena de vida. Por otro lado, me costó muchísimo encontrar a mi tribu. Al principio me sentí sola y me dediqué únicamente a trabajar, no me entendía con la gente que me rodeaba, sentía que no encajaba; pero poco a poco fui conociendo más personas como yo y empecé a echar raíces en este lugar, ya como un nuevo hogar.
Flori: Para mí, ser extranjera en otro país, significa estar abierta a lo que va sucediendo, aprender e intentar adaptarme lo más felizmente que pueda al lugar en el que estoy, para que la supervivencia se sienta lo más divertida y llevadera posible.
Por hoy me siento super bien en Paraguay, tengo un feroz grupo de amigues que amo y son mí familia y él hallo se siente hermoso. En ocasiones si he experimentado ese "ser extranjera" por infinidad de cuestiones: cuando me topo con la burocracia de la institución, en migraciones, cuando tengo que lidiar con ciertos prejuicios que me atribuyen por el hecho de ser "europea", etc. pero nada que no pase como un pequeño dolor de cabeza. Soy muy consciente de que mi pasaporte es diferente al de muchas otras personas y que "ser extranjera" en otro país, cuando tu nacionalidad es española, hace que el migrar se convierta en un movimiento más relajado y despreocupado.


¿Pensaste en terminar como actriz en una obra que habla sobre la migración física y de uno mismo?
Caro: Jamás jajaja. Ya se me había señalado antes como una persona que ha vivido una vida poco convencional y como escritora soy naturalmente una narradora de cuentos, pero el teatro es un universo absolutamente diferente. Yo no soy actriz y tengo mucho respeto por quienes dedican su vida a ese arte, así que estoy muy agradecida por la oportunidad, estoy aprovechando cada momento y disfrutando del proceso, aunque a veces todavía me parece mentira todo lo que está sucediendo.
Flori; No, en ningún momento, pero sí siempre me entusiasmó la idea de acercarme al mundo del teatro. 

Flori Rodriguez y Carolina Ronquillo
Flori Rodriguez y Carolina Ronquillo

¿El streaming de la obra es el 30 de agosto, es en vivo y en directo, como una función convencional de teatro, en la plataforma passline.¿como te preparas para el estreno?
Caro: Bueno, básicamente entro en pánico a diario jajaja no mentira. Creo que estamos bien preparadas, Fátima ha hecho un trabajo prolijo e impresionante. Su capacidad de llevar a cabo una visión creativa es tan increíble que me dan ganas de contarles todo ya por adelantado, pero es mejor que lo vean ustedes mismos y lo vivan con nosotras. También, hemos contado con el apoyo de muchísimas personas súper talentosas y de la guía del equipo de Nhi-Mu, especialmente de Selva Fox quien personalmente admiro mucho y creo que es una fuente de conocimiento técnico y empírico impresionante. Con mucha humildad trato de escuchar todas las sugerencias y críticas constructivas porque soy muy consciente de que tener la oportunidad de trabajar con Fátima y Selva es un lujo que muchísimas personas quisieran poder experimentar.
Flori: Joder, estoy super nerviosa, me da mucha ansiedad, por suerte de la buena. La verdad es que intento concentrarme para estar bien en los ensayos y sobre todo disfrutar de esta oportunidad, aprender todo lo que pueda y: DIVERTIRME. Solo de esta forma no le hago caso a mis nervios. 

¿Crees en la palabra ciudadano del mundo? que le decís a los migrantes que desean encontrar un lugar en el universo o que desean volver a su tierra natal.  
Caro: No solo creo en esas palabras, soy una ciudadana del mundo. Hace muchos años aprendí que las fronteras son ficticias, que en todos lados hay sonrisas y esperanza, que todos estamos juntos en la experiencia humana. Solo hace falta tener coraje para descubrirlo.
A quienes quieren encontrar su lugar en el mundo les digo que no teman, porque siempre será duro enfrentarse a lo desconocido. Si se quedan o se van, igual habrá dificultades, pero nunca se perdonarán la incertidumbre de sí se hubieran atrevido o no. Está bien triunfar, está bien fracasar, lo que está mal es nunca intentarlo.
A quienes quieren volver a su tierra natal les digo que los entiendo, pues yo pienso en mi país y en mi gente todos los días, todas las horas de mi vida, en cada momento de felicidad y tristeza, en cada plato de comida que emula un recuerdo, en cada silencio que paso en mi departamento, siempre está presente. Pero también quisiera decirles, que si están por ahí luchando por sus sueños NO SE RINDAN, porque quienes los esperan en su tierra y todo el amor que les tienen no se va a esfumar con el tiempo.
Flori: Me gustaría creer que algún día será real. Por el momento, lastimosamente, sigue siendo una utopía, porque ser "ciudadano del mundo" es un derecho al que solo unos pocos tienen acceso. Seremos ciudadanos del mundo cuando la libre circulación por los territorios no implique el despojo de derechos, persecución o incluso la muerte; cuando el convertirse en migrante te garantice igualdad de condiciones en cualquier destino. Por el momento, ser "ciudadano del mundo" es una cuestión de privilegios.
A todas las personas migrantes que desean hallarse en algún lugar del universo les diría que, obviamente, no es sencillo lograrlo, pero sí ayuda el hecho de que si sabemos que nos vamos a tener que mover de nuestra zona de confort, vamos a tener que ir con la mente abierta y dispuestas a desmontar muchas estructuras sociales, culturales, axiológicas, etc. que fuimos aprendiendo en nuestros lugares de origen y fijando en nuestras formas de relacionarnos con el entorno. Tenemos que estar dispuestas y abiertas a deconstruirnos para aprender de las nuevas dinámicas sociales que mueven el lugar al que nos vamos. En resumen, ser pacientes, estar abiertas a los cambios y proyectarnos del modo más feliz que esté en nuestras manos.
En estos momentos, estamos atravesando una circunstancia que justamente ha retocado y hecho muchísimos ajustes en los movimientos migratorios. Hay infinidad de personas que están "atrapadas" en diferentes países por el cierre de fronteras. A todas esas personas, que en estas circunstancias desean volver a su país natal, sólo puedo decirles que tengan paciencia, que traten de tomarse este tiempo con la mayor tranquilidad posible, que no les gane la ansiedad y que busquen el apoyo de la comunidad donde sea que estén, es importante sentirse abrazadas y acompañadas (irónicamente en tiempos de COVID) en estos momentos de espera.
¿Que es  AHÁTA AJU para vos ?
Caro: Aháta Aju para mí ha sido la oportunidad de ahondar en lo que significa ser migrante durante una época difícil de mi vida en la que necesité cambiar de perspectiva para continuar. Creo que ha formado parte de una transformación hacia una persona más fuerte que aun conserva su sensibilidad. Alguien que es capaz de mirar el pasado y sonreír sabiendo que cada suceso cumplió con una función trascendental para convertirme en la mujer que soy hoy. Un proceso en el que Fátima me ha llevado de la mano.
Flori: Amo estas palabras en guaraní, creo que nunca encontré un enunciado que exprese de mejor manera la forma en la que tengo de moverme por el mundo. Todos los sitios en los que alguna vez estuve, las sensaciones, las experiencias aprendidas, y todas las personas con las que tuve la oportunidad de compartir, son lugares a los que siempre se vuelve, de alguna manera; con un mensaje, una llamada, viendo una foto, con el pensamiento, con los recuerdos...
Ahata.

Ahata aju, es ese "me voy a ir para venir" que para mí hace referencia a la necesidad que tenemos de salir, de buscar otros caminos y experimentar otras formas, justamente para volver a ti misma, para conocerte más, así como como salir para encontrarse.

Creo que cuando te conviertes en migrante, ya no hay vuelta atrás, ya no sos más de ningún lugar, entonces tu vida se convierte en un constante Ahata Aju.

 

MAS COSAS SACADAS DE EL ROPERO SOBRE AHÁTA AJU TEATRO DOCUMENTAL


La obra se verá por única vez a través de una transmisión en vivo el Domingo 30 de agosto a las 20:00. El streaming estará disponible en la plataforma Passline para Paraguay, España, Perú, Argentina, Chile y EEUU. La función se realizará en el Galpón de Nhi-Mu Teatro.



Link para acceso a las entradas: https://www.passline.com



Sobre Aháta Ajú capítulo Paraguay (procesos y cambios por Covid19)


https://cutt.ly/AhataCapituloParaguay



ACERCA DEL TEATRO DOCUMENTAL


El teatro documental es un espacio en donde lo público y lo privado conviven sin límites. La ficción, la realidad y la experiencia personal se unen para crear el eje argumental del "espectáculo" -desde los mecanismos artísticos- que busca una reflexión sobre los movimientos de todo tipo en las sociedades actuales.



https://cutt.ly/_teatrodocumental



SOBRE LA OBRA


El proyecto inició en 2014 como parte de una performance realizada a partir de una investigación sobre migrantes paraguayos en Buenos Aires. Tuvo su capítulo Argentina en 2016, ya como pieza teatral.


En la versión de Paraguay, con la integración de testimonios audiovisuales, la directora, mira el fenómeno de la migración a través de las capas sensoriales (sonoras, visuales, olfativas) que van construyendo la memoria que llevan los seres humanos en sus viajes de descubrimiento de sí mismos.



Redes


FB: https://www.facebook.com/AhataAjuteatro/


IG: https://www.instagram.com/ahataaju_teatro/



FICHA TÉCNICA



Intérpretes:


Carolina Ronquillo


Flori Rodríguez



Dirección general y Dramaturgia: Fátima Fernández Centurión


Dirección y realización audiovisual: Cristian Palacios Feltes


Visualización general y coordinación de montaje: Selva Fox


Producción Ejecutiva: Gabriela Cueto


Concepto escenográfico: Adriana Ovelar


Coordinación general: Adri Casco Díaz


Producción local: Stefan Knapps


Fotografía: Cristian Palacios Feltes


Diseño gráfico: Silvia Canillas


Apoyo audiovisual: Verónica Blanco, Stephanie Bragayrac



Asistentes de ensayos: Stefan Knapps, Flopi Bonzi, Rose Colmán.


Asistencia de escena y montaje: Clara Carpio.


Diseño y montaje de luces: César Ruíz Díaz.


Asistencia en espacio y proyecciones: Gaby Sulvarán, Nelson Viveros, Rebe Elias.


Coordinación de streaming: Stephanie Bragayrac


Sonido directo streaming: Diego Kartaszewicz, Dahia Valenzuela


Proveedor streaming: Freecom / Jorge Duarte



Colaboración y asesoría: Natalia Santos, Nelson Viveros y Pato Masera.


Colaboración en el proceso: Cony Oviedo


Prensa y difusión: Manuel Portillo para el Ropero News


Texto migración paraguaya: José Cabrera


Audio migración: Thomas Valenzuela


Esta obra cuenta con el apoyo del: Fondo Municipal para el Fomento y Promoción de las Artes Escénicas de Asunción, FONDEC, Secretaría Nacional de Cultura, Nhi-Mu Teatro, Mita'i Films, El Granel, Centro Cultural de España Juan de Salazar y AM Lighting.